Biografía de Kenneth MacKenzie

 

Kenneth Mackenzie (1833-1886) fue un reconocido Rosacruz, un erudito Masón, y el verdadero fundador de lo que eventualmente se convirtió en la Orden Hermética de la Aurora Dorada. Mackenzie nació en Londres como el hijo del Dr. Rowland Hill Mackenzie y su esposa Gertrude. En 1844 su familia se mudó a Viena, donde en aproximadamente 1850 MacKenzie fue iniciado como Rosacruz por el Conde Húngaro Apponyi.

De joven, MacKenzie tenía un conocimiento impresionante de alemán, francés, latín, griego y hebreo, y tenía un talento precoz para los estudios anticuarios. Fue autor de la Real Enciclopedia Masónica (1877). En 1861, Mackenzie visitó en París al famoso ocultista francés Éliphas Lévi (Alphonse Louis Constant) y publicó vívidos recuerdos personales del hombre y su perspectiva en “The Rosicrucian”, el diario de la Societas Rosicruciana in Anglia (SRIA). También estudió ocultismo con Frederick Hockley (1808-1885).

Mackenzie se convirtió en Masón en 1870, pero nunca solicitó la membresía de la SRIA, que luego se alegó falsamente que supuestamente ayudó a establecer. En 1872, se casó con Alexandrina Aydon, que era quince años menos que él.

Al respecto, W. Wynn Wescott, en su Historia de la Societas Rosicruciana in Anglia, no solo escribe sobre:

"La iniciación Rosacruz de MacKenzie en Austria mientras vivía con el Conde Apponyi como tutor de inglés", sino que también escribe que "MacKenzie había estado en comunicación con los Adeptos Alemanes que afirmaban ser descendientes de generaciones anteriores de Rosacruces que lo habían admitido en algunos grados de su sistema y le habían permitido intentar la fundación de un grupo de estudiantes rosacruces en Inglaterra, que bajo el nombre Rosacruz podrían formar una sociedad en parte esotérica".

W. Wynn Wescott escribe aquí con franqueza sobre los verdaderos orígenes de Aurora Dorada. En este contexto, en la edición de abril de 1874 de “The Rosucrucian”, Kenneth MacKenzie hace una referencia críptica a una elusiva "Orden Hermética de Egipto". En su Real Enciclopedia Masónica, MacKenzie agrega que:

"a estos Hermanos Herméticos de Egipto pertenece la Piedra Filosofal y el elixir de la vida, el arte de la invisibilidad y el poder de la comunicación con la vida ultramundana".

 MacKenzie describe estos elusivos Adeptos Rosacruces que:

 "son hombres de competencia moderada, vidas irreprensibles, modales austeros y casi ascéticos en sus hábitos...".

Al describir su método de enseñanza, MacKenzie afirma que:

"Respondieron alegremente a las preguntas, pero no así a las consultas judiciales".

S.L. MacGregor Mathers conoció en 1891 a estos "Jefes Secretos" en París. Al describir a secretos Adeptos Rosacruces, los interesantes comentarios de MacKenzie fueron:

"no cortejaron a ninguna publicidad" y que "Ellos nunca se quedaron mucho tiempo en un país, fallecieron sin crear noticias, o sin desear que se les pagara un respeto indebido".

A su regreso a Inglaterra, Kenneth MacKenzie fundó esta sociedad esotérica que más tarde se convertiría en la Aurora Dorada con el nombre original de "Fratres Lucis" o “Brethren of the Cross of Light (Hermanos de la Cruz de la Luz).

El templo de MacKenzie fue el número uno, seguido del templo de Bristol de F.G. Irwin como el número dos. Isis-Urania, por lo tanto, se convirtió en el Templo número tres cuando la Aurora Dorada fue "fundada" en 1888.

Las enseñanzas para esta orden fueron codificadas como "Manuscritos Cifrados" utilizando la obra de Trithemius titulada "Polygraphia", los cuales obtuvo Wescott posteriormente de la viuda de MacKenzie luego de la muerte de este último en 1886.

* Email
Copyright 1888-2022, All Rights Reserved
More about us on…